Últimas entradas

Buscar en este blog. Search in this blog

sábado, 16 de julio de 2011

Decepción. Malentendida lucha de la máquina contra el hombre.

La falsa lucha de la máquina contra el hombre. 
Rage Agains The Machine


Quiero comentar un artículo  en Diario Médico (DM) que ha hecho que me llegaran algunos comentarios en contra de la tecnología de la rehablitación. El artículo se titulaba:

LA REHABILITACIÓN CON UN FISIOTERAPEUTA ES MEJOR QUE CON UN ROBOT



En aquel momento recibí varios mensajes, de fisioterapeutas, que me argumentaban, básicamente:
  1.  Hay que dejar de perder dinero investigando en "robots fisioterapeutas" porque ya está demostrado que no funcionaban.
  2. Un fisioterapeuta nunca podra ser sustituído ni mejorado por una máquina. Las manos del fisioterapeuta, su calor humano son insustituibles e inmejorables.
  3. Bastaa ya de tratamientos pijos y caros para unos pocos privilegiados.
  4. El ser humano es mejor que las máquinas porque una máquina nunca será inteligente ni tendrá sentimientos y cosas así. ¡Meteté esa y dedícate a otra cosa!.

    Aquello me decepcionó mucho. No discuto los resultados del estudio, sino la forma de contarlo en Diario Médico y la forma de interpretarlo de algunos profesionales de la rehabilitación con miras muy estrechas.


      Quienes me escribían se referían a lo dicho en Diario Médico, y solo al título y algunos párrafos del artículo de Diario Médico.Se saltaban algunas frases y no comentaban el artículo original fuente de la noticia. Se planteaban la idea de que toda tecnología arrastra consigo la pérdida de valores humanos: una de las mayores falacias de nuestro tiempo al lado de que todo lo natural es bueno y lo artificial es malo.
      El artículo original en la revista STROKE en realidad decía que un grupo de pacientes con gran afectación mejoraban más con el robot, pero que otro grupo de pacientes, con menor afectación, mejoraban más en 2 de los 7 parámetros analizados  con el fisioterapeuta. Eran 48 pacientes en total. El número de pacientes participantes era muy bajo para sacar conclusiones.
       Sin duda un titular así no era tan chocante como aquel:

      "Algunos pacientes mejoran más con fisioterapia convencional que con fisioterapia asistida con el sistema robótico lokomat en algunos parámetros de la marcha".  La brevedad se impone en periodismo, pero es fatal en ciencia.

      En Diario Médico además, mezclaban esos resultados con un trabajo, sin dar más pistas de él, hecho  en animales.
      El problema es que el robot no es el mismo señores. ¿Se atreverían a estrapolar de esa manera un estudio hecho en animales con paracetamol y compararlo con uno en humanos hecho con gabapentina? No, ¿verdad? Son distintos. Hay que decir qué robot era, y qué modelo era exactamente, igual que hay que decir el nombre del fármaco del que hablamos y no decir simplemente "un fármaco es mejor o peor que otra cosa", o incluso " Cualquier otra cosa es mejor que todos los fármacos". Además hay que ver qué patología era: ¿acaso es lo mismo decir que un tratamiento no sirve para la parálisis cerebral que decir que no sirve para la lesión medular? Tal vez resulte que es un tratamiento efectivo para el  ictus.


      El  fisio tonto dijo: los robots para rehabilitación no funcionan, zas, en toda la boca.

      Mis interlocutores se lo habían tomado así: TODOS los robots para rehabilitación existentes o futuros habían sido vencidos para siempre y de forma definitiva por un fisioterapeuta humano gracias a los resultados con dos docenas de pacientes: ya no hacía falta dedicarle más tiempo al asunto.

      Al principio los carros de caballos eran más rápidos que los trenes, pero algunos inventores perseveraron y gracias a ellos tenemos trenes.

      Probablemente hoy nadie se atrevería a intentar ganar a un tren en una carrera con un caballo o un carro. Sin embargo ese tipo de retos, con apuestas incluídas fueron habituales. Los primeros trenes era ruidosos, humeaban muchísimo, olían a hollín, y eran más lentos que un carro tirado por caballos. ¿Por qué siguieron desarrollándo los trenes si eran peores que lo que ya se tenía? Un periódico de la época podria haber dicho: el caballo es mejor que el tren. Y un necio hubiera dicho: "detengan esa tontería, dejen de gastar dinero y tiempo en trenes". Probablemente sería el dueño de un establo.

      Si le vences la siguiente versión será mejor. 

      El mismo  robot cambia igual que un coche cambia. Y no es lo mismo un coche del año 2000 que el mismo modelo en 2011 con dotación deportiva, en su versión Rally o en un protopipo del modelo para 2012. En el caso de los fármacos no hay cambio; el paracetamol de hoy es igual que el de hace 10 años y los resultados deberían ser iguales si repitieramos las mismas pruebas. (Aunque por algún motivo el mismo fármaco va teniendo resultados peores cuando se le va comparando con los nuevos años después). 


      Esquema evolutivo de los teléfonos móviles. Los primeros eran caros y pesados, no eran mejor que llamar desde una cabina ni aportaban demasiado. ¿Por qué siguieron  invirtiendo en su desarrollo?

      Todos los robots aplicados para rehabilitación  son diferentes entre sí según el modelo. Y desde luego una máquina para un experimento con animales no es igual que la que han utilizado en humanos.

      Robot lokomat para rehabilitación de la marcha humana.

      Robot para investigación en rehabilitación. Una rata lesionada recibe su terapia estandarizada para poder evaluar resultados objetivamente.

      Fundamentalmente un robot para rehabilitación no es símplemente una máquina que repite los movimientos como  un juguete de  cuerda. Se trata de una máquina con sensores que detecta lo que tiene entre sus manos (piernas robóticas en este caso) y es capaz de tener diferentes respuestas según esos estímulos. Tiene una inteligencia artificial. (después volveré sobre eso; conozco personalmente a matemáticos que trabajan en la inteligencia artificial del robot para rehabilitación Lokomat).

      Punto por punto:

       1- ¿POR QUÉ SEGUIR INVIRTIENDO DINERO EN BUSCAR MEJORES TRATAMIENTOS?
       Incluso aunque el mejor tratamiento de rehabilitación siga siendo la fisioterapia hecha a mano por un fisioterapeuta; en el caso del ICTUS los resultados siguen sin ser satisfactorios. Muchas personas siguen teniendo secuelas terribles que no conseguimos eliminar. Mientras esas secuelas sigan existiendo merecerá la pena buscar un tratamiento mejor. Merece la pena buscar una solución mejor.

       La evolución en medicina consiste en no conformarse con el tratamiento actual y buscar uno mejor.

      Una definición de estupidez podría ser:
      buscar resultados diferentes y mejores
      haciendo siempre las mismas cosas.

      Hay diferentes métodos de fisioterapia, seguimos sin saber cual es mejor, pero sí sabemos que el mejor método de fisioterapia sigue siendo insuficiente para tratar por completo un ICTUS,  parálisis cerebral o una lesión medular. ¿Alguien inventará un  mejor método de fisioterapia manual  para el ICTUS? Llevamos décadas con los mismos y los resultados ya los sabemos. Nuestros pacienta no mejoran todo lo que queremos. HAY QUE BUSCAR ALGO NUEVO. ¿Qué se te ocurre a tí?

      ¿Quien puede alegrarse de que un tratamiento nuevo no sea mejor que el antiguo? Es de necios.
      El necio poseedor del tratamiento antiguo puede alegrarse de que no le superen. O el gerente que podría verse obligado a gastar más para invertir en ese nuevo tratamiento, podría sentirse aliviado. de que no hayan descubierto algo nuevo y caro. Pero el resultado es que muchas personas seguirán teniendo las mismas secuelas pese al mejor tratamiento disponible hoy.
      Desde luego no debería alegrarse ningún paciente ni ningún familiar de ningún paciente. Ni mucho menos alguien sensato que busca lo mejor para las personas a las que trata. Mejor tratamiento  siempre es una buena opción. Aunque sea caro y por el momento solo fuera para unos pocos.(Pijos privilegiados). Que siga habiendo personas con discapacidad justifica  que busquemos mejores terapias con la mejor tecnología de que disponemos.




      2- ¿SUSTITUIR A QUIEN?
      Guia de bolsillo para prepararse para el alzamiento de los robots. How to Survive a Robot Uprising. Trucos para defenderte de la rebelion que se avecina.

      Las personas que trabajan diseñando robots para rehabilitación nunca hablan de sustituir al fisioterapeuta por el robot. Hablan siempre de añadir la fisioterapia con robot al arsenal terapeútico de la rehabilitación. por el bien de los pacientes. Y lo llamamos así: fisioterapia asistida con robot. Es decir, sigue siendo fisioterapia, o sigue siendo rehabilitación, y la sigue aplicando un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional, que maneja la máquina. De la misma manera que un fisioterapeuta aplica otras terapias ayudado de una máquina o utilizando directamente una máquina. Los fisioterapeutas usan máquinas para aplicar ultrasonidos, onda corta y diferentes tipos de corrientes. Eso es así porque las manos desnudas no emiten este tipo de vibraciones y energía electromagnética o eléctrica. (Y eso que algunos pseudofisioterapeutas sí pretenden poder emitir energía y vibraciones de todo tipo, incluso las más esotéricas, con sus manos). 

      El robot no sustituye a nadie. De hecho se trata de añadir a la terapia habitual terapia con robot, selecionando a los pacientes que pueden beneficiarse de ella de los que no.

      3- TRATAMIENTOS PARA PIJOS.
      Desde luego el mundo es así. Hay tratamientos mejores que solo se pagan unos pocos y otros miles de personas que no pueden acceder a un tratamiento decente. El hecho de que un robot sea un tratamiento caro mientras que muchas personas no pueden tener un fisioterapeuta y otras tienen un tiempo limitado de tratamiento con fisioterapia es duro.
      Aunque sea caro y solo pueda estar presente en centros de rehabilitación grandes y hospitales, y no se los pueda llevar un fisioterapeuta en una maleta para ejercer su profesión de "forma autónoma". Esa es otra cuestión que me he encontrado. Los aparatos caros o demasiado grandes no interesan a muchos fisioterapeutas ya que su forma de trabajar supone tener su propio local y su propio negocio. Los equipos tecnológicamente avanzados que solo pueden permitirse hospitales grandes chocan con esa concepción de la fisioterapia. (Que es plenamente válida para muchas patologías, pero que limita el desarrollo de opciones terapeúticas mejores).



      Otro artículo en Diario Médico volvía a mencionar sistemas robóticos de rehabilitacióin superados por terapia con fisioterapeutas:
      ARTÍCULO EN  DIARIO MÉDICO

      En  esta ocación el robot era otro totalmente distinto. Lo comentaba mi colega Ángel León en su blog Updates en  Rehabilitación. 
      De nuevo recibí los mismos comentarios sobre la supuesta lucha del hombre contra la máquina.


      ¿Robots en Rehabilitación?
      Tan solo pido que los que piensan que es imposible que funcionen no molesten a los que lo estamos intentando.
      Thomas Alva Edison contruyó cientos de modelos de bombillas que no funcionaron antes de lograr que una luciera durante 48 horas. Podría haberlo dejado ahí, pero continuó.


      ARCADIA, ZION y UTOPIA.

      Quienes creen en ARCADIA  desearían volver a un estado  previo a la tecnología donde una idílica naturaleza acoge al hombre un paraíso terrenal. Para ellos toda tecnología supone una pérdida de la naturaleza y del valor de la humanidad. ¿Es un sueño?
      Quienes creen en ZION o la vuelta a la antigua Jerusalén buscan el regreso a una vida donde la espiritualidad era lo más importante y la religión el centro de la vida. No importa sufrir en esta vida, su paraíso no es de este mundo.

      Arcacia y Zion hablan de volver atrás a un idílico mundo perdido y soñado que no ocurrió nunca.

      Quienes sueñamos y piensamos en UTOPIA desean construir, desarrollar e inventar algo nuevo y mejor. Utilizar el conocimiento para desarrollar tecnología que nos haga mejores. ¿Es un sueño? Toda utopía es  inalcanzable, pero sirve al menos para saber hacia donde caminar.

      Autor: Samuel Franco Domínguez
      http://rehabilitacionblog.com