Últimas entradas

Buscar en este blog. Search in this blog

miércoles, 30 de noviembre de 2011

La osteopatía es una pseudociencia (en un 90%): suelta los demonios.

 ¿Es la osteopatía una pseudociencia?

Pues sí. al menos el 90%, 99%, de lo que se  practica y enseña en España. No solo por los intrusos de cursos chorra. Sino también la que se presenta con más seriedad.

Estas semanas ha habido un interesante debate en la blogosfera sobre la osteopatía .
El inicio fue esta entrada del muy recomendable blog "la ciencia y sus demonios".




Algunas cosas de la osteopatía se salvan, pero son tan pocas, que no se justifican los atropellos que se están cometiendo con la osteopatía en España. ¡¡Algunos incluso consideran que la fisioterapia es una hermana menor de la osteopatía!!.
En algunos países se hace una osteopatía más convergente con la medicina y sus siempre cambiantes y en evolución principios y bases. Todo lo que se demuestre y compruebe puede pasar a formar parte de la medicina y los conocimientos de todas las ciencias de la salud. Las teorías falsas deben ser abandonadas tal y como lo han sido muchas teorías de la medicina. Las terapias que se compruebe que son ineficaces deben ser abandonadas. 




La osteopatía craneal carece de bases científicas y debería dejar de practicarse y enseñarse, excepto como historia. Se podrían salvar conocimientos sobre la anatomía craneal sin aplicación terapéutica, pero no el principio básico de la respiración primaria. No existe. 
Las bases de la osteopatía visceral aceptadas como verdades por muchos osteópatas, carecen de pruebas. Las terapias de osteopatía visceral no han mostrado funcionar para las patologías que pretenden tratar. Deberían dejar de practicarse y limarse para dejar solo lo poco que se pueda salvar.

Las bases de la osteopatía estructural y los principios más básicos de Still son falsos. No pueden tomarse como principios absolutos. Son dogma, no ciencia. Deberían dejar de enseñarse excepto como historia. Algunas técnicas de osteopatía estructural han mostrado que sí son válidas, pero deben ser comparadas con otras técnicas de terapias manuales que en muchas ocasiones superan su efectividad. 


En EEUU la osteopatía y la medicina son convergentes. Hoy día los osteópatas norteamericanos son equivalentes a médicos. Sin embargo han abandonado muchas de las antiguas teorías que en España se siguen enseñando. 


Es delictivo y debería eliminarse  la formación como osteópatas de personas sin carrera universitaria de fisioterapia o medicina.


Es bochornoso, y debería eliminarse, la formación en teorías obsoletas y técnicas ineficaces de osteopatía para fisioterapeutas. También las que se han colado en la universidad y en los cursos avalados por asociaciones,  y colegios de fisioterapeutas.


Aún no sé qué papel juega la SEMOOYN (Sociedad Española de Medicina Ortopédica, Osteopática y Manual). 

Pienso que las terapias manuales forman parte de la fisioterapia. Y que no debe crearse ninguna carrera que duplique esas funciones (quiropráctica, osteopatía) Pienso que los fisioterapeutas españoles tienen la suerte de no tener que competir con estos otros profesionales como en otros países. 

Pienso que los fisioterapeutas que se consideran antes osteópatas que fisioterapeutas están dañando a su profesión.  La fisioterapia del futuro debería liberarse del lastre de la pseudociencia que se le ha subido encima.

Pienso también que los médicos debemos al menos conocer las terapias manuales, participar en su desarrollo y utilizar sus técnicas de exploración para una mejor cooperación con fisioterapeutas.

Estas semanas ha habido un interesante debate en la blogosfera sobre la osteopatía .
El inicio fue esta entrada del muy recomendable blog "la ciencia y sus demonios".

Este blog (La ciencia y sus demonios) tiene una muy respetable trayectoria con críticas escépticas y revisiones científicas a nivel de divulgación de temas muy interesantes. Una de sus secciones, llamada "magufadas" denuncia directamente absurdeces pretendidamente científicas pero que no son más que timos. También una sección dedicada al "escepticismo" critica la falta de pruebas científicas de muchas ideas tomadas como verdades.

Al plantear que la osteopatía y sus principios más básicos carecen de base científica desató la caja de los truenos. 

Muchas personas comenzaron a comentar en el blog, algunas ofendidas, otras apoyando esta crítica, matizando algunas ideas, pero especialmente mostrando argumentos más sólidos aún para mostrar la gran verdad callada y silenciada en la fisioterapia española:

La mayor parte e la osteopatía tal y como se enseña en España, tal y como la practican muchos fisioterapeutas en España y tal y como la cuentan en sus webs no es más que pseudociencia. 

En la entrada se refería directamente a los fisioterapeutas y  se planteaba la duda sobre la relación entre fisioterapia y osteopatía. Lógicamente muchos fisioterapeutas han ido dejando sus opiniones en el propio blog pero:

LO MÁS INTERESANTE ES QUE:

demostrando una envidiable capacidad de respuesta, una buena salud mental, capacidad crítica y argumentación científica; muchos fisioterapeutas-blogueros comenzaron también a comentar y finalmente han hecho una entrada sobre osteopatía y fisioterapia cada uno en sus propio blogs.

Entre otras (si me olvido alguna la añadiré en cuanto la encuentre o me pasen el enlace):

Todas ellas han demostrado ser más Fisioterapia 2.0 que algunos congresos con ese nombre. 

A nivel de debate informal han aportado mucho a la valoración de la evidencia científica en fisioterapia.

Han demostrado una envidiable capacidad crítica y de evaluación de esa evidencia científica. Y valor. Valor porque lo han hecho abiertamente, con sus nombres. Arriesgandose a herir a amigos o instituciones que les representan. 

La  forma en la que se enseña osteopatía en España. El contenido de lo que se estudia. La validez científica de lo que se aplica. Todo ello criticado desde diversos puntos de vista personales por fisioterapeutas, algunos de ellos con formación en osteopatía, con contracciones, dudas y certezas. Maravilloso.

Todas sus entradas en sus blogs merecen la pena, todas ellas promueven un debate muy sano y con razonamientos bien planteados sobre la relacción entre osteopatía y fisioterapia. 

Varias tienen en común una crítica de las relaciones que desde los representantes del colectivo de fisioterapeutas se han promovido con respecto a la osteopatía y sus academias privadas, masters universitarios y cursos. Todos rechazan al osteópata no fisioterapeuta. Pero también los contenidos con teorías que se han demostrado obsoletas y técnicas que se ha probado que no funcionan de los cursos para fisioterapeutas. Todo un grave problema digno del blog "la lista de la vergüenza" que recoge todas las universidades que ofrecen cursos magufos de todo tipo. 



Tan solo quiero añadir mi punto de vista como médico que trabaja con fisioterapeutas:
Cuando un fisioterapeuta defiende una idea sin pruebas científicas, o mejor dicho, con pruebas de su falsedad (como la idea de la respiración primaria de la osteopatía craneo-sacral por ejemplo), y se enfrenta con ellas a "la medicina establecida y obtusa; acusando a los médicos de ignorantes y dogmáticos, mezclando temas políticos con sus creencias. Hace muy difícil que podamos trabajar juntos, algo que solo se puede hacer desde el consenso y el respeto que la evidencia científica (y esto va también por los médicos magufos, que los hay).  Hay que aceptar las pruebas aunque duelan y aunque vayan en contra de nuestro interés y nuestra creencia. 

Me ha sorprendido mucho el credo de la osteopatía, que cita Rubén Tovar. Muchas de estas ideas han calado como crítica hacia la medicina son mantenidas por algunos fisioterapeutas, imagino que más osteópatas que fisioterapeutas. No voy a decir que los fármacos sean siempre la respuesta y que sean maravillosos. Tampoco puedo negar que muchas farmacéuticas han mentido para vender o tienen prácticas de marketing dudosas. Pero en el credo de la osteopatía veo la crítica de una terapia alternativa a la medicina. Por si acaso cito el credo de la osteopatía. Una muestra de lo obsoleto que está hoy en día el pensamiento de Still y cómo, para hacer una osteopatía minimamente respetable, hay que abandonar sus principios básicos, su credo y la mayor parte de la osteopatía que debería ser solo historia. Juzgada en su tiempo, cuando la medicina también andaba en pañales.


El credo de la osteopatía rezaba así:

1. Creemos en la salubridad de la higiene. Bien

2. Nos oponemos al uso de medicamentos.  

3. Nos oponemos a la vacunación.

4. Nos oponemos al empleo de sueros en el tratamiento de la enfermedad. La naturaleza provee, si sabemos cómo liberarlos, sus propios sueros.

5. Creemos que ciertos casos necesitan una intervención quirúrgica y recurrimos a ella en última instancia. Creemos que muchas operaciones son inútiles y que pueden evitarse por medio de un tratamiento osteopático.

6. En el tratamiento de la enfermedad, el osteópata no se basa ni en la electricidad, ni en los rayos X, ni en la hidroterapia, ni en ningún medio auxiliar, sino en las manipulaciones osteopáticas.

7. Simpatizamos con otros sistemas de curación naturales, no tóxicos, pero no los integramos en nuestro sistema. 
Nos oponemos absolutamente al uso de medicamentos, Sobre este punto, al menos, todos los métodos naturales no tóxicos concuerdan.
Los principios fundamentales de la osteopatía son diferentes a los de los otros sistemas, y la causa de la enfermedad es considerada desde un único punto de vista: la enfermedad es consecuencia de anomalías anatómicas causadas por una disfunción fisiológica. Para curar la enfermedad, es necesario devolver su normalidad a las partes anormales. Por lo tanto, otros métodos cuyos principios son totalmente diferentes no tienen lugar dentro del sistema osteopático.

8. La osteopatia es un sistema independiente y puede aplicarse a todas las enfermedades, comprendidos los casos puramente quirúrgicos y, en este caso, la cirugía no es más que una rama de la osteopatia. . Es increíble cómo se apunta a lo que quiere.

9. Creemos que nuestro campo terapéutico es bastante grande y que, si allí penetran otros métodos, desalojarían necesariamente a gran parte de la osteopatía.

A. Taylor Still, Research and Practice of Osteopathy. 1910).


No sé cuantas veces habré oído ideas provenientes de la osteopatía y terapias alterantivas de boca de fisioterapeutas para criticar la medicina:
-La medicina no valora al paciente como un todo, la osteopatía sí.
-La medicina es alopática, la osteopatía es holística, integral y bio-psico-social
-La medicina envenena con fármacos químicos, la osteopatía es natural y por eso 100% sana.
-La medicina recurre a la cirugía cuando algo se puede tratar manualmente de forma natural.

No me entiendan mal. Cuando algo se puede tratar con medios físicos o fisioterapia evitando la cirugía y evitando tomar medicación con efectos secundarios (siempre los tiene) yo también me alegro. Es bueno para el paciente y también es bueno para mi profesión y mi especialidad. se puede cuestionar el uso abusivo de fármacos, se pueden cuestionar los protocolos habituales (especialmente si no incluyen fisioterapia donde deben incluírla). Pero me cansa mucho oír ese tipo de crítica pseudocientífica y magufa.  

Algo muy distinto de los intensos debates con algunos de los fisioterapeutas autores de los blogs que cito arriba. Aveces no estamos de acuerdo, pero con el tema de la osteopatía me han hecho respetarlos aún más. Visitad sus blogs, suscribiros si aún no lo habeís hecho. Dejad vuestros comentarios, opinad. argumentad, enlazad pruebas y articulos. Es sano, se aprende. Y aveces hay que cambiar de opinión.






Otras entradas sobre osteopatía en este blog:

Un ejemplo de sesión de osteopatía sacado de YouTube:






Autor: Samuel Franco Domínguez
http://rehabilitacionblog.com