Últimas entradas

Buscar en este blog. Search in this blog

miércoles, 2 de febrero de 2011

Los derechos del CLÍTORIS.


El, 6 de febrero de 2011, es el día internacional contra la mutilación genital femenita  (MGF)  Esto es la extirpación del clítoris o labios menores y clítoris, incluso unida también a un burdo cosido de la vagina. Es algo atroz, brutal, repulsivo y estúpido
Por eso quiero dedicarle esta entrada a esta pequeña pero hermosa e importante parte de la anatomía de la mujer: el clítoris.Y a los derechos del clítoris.


Fotografía de un clítoris.

1- ¿Cómo fué "descubierto" y tratado el clítoris por la ciencia médica?

Curiosamente el clítoris, aunque fué descrito por los anatomistas griegos no fué redescubierto por la medicina occidental hasta el Renacimiento.  ¿Cómo pudo pasar inadvertido algo tan importante?
 
 Ilustración anatómica moderna. 

 Dibujo renacentista de una vulva.

2- ¿Por qué se practica algo tan atroz como la mutilación genital gemenina?




 Durante años se le ha ignorado, despreciado, mantenido en secreto o directamente se le ha agredido. El pudor que oculta y miente, el puritanismo que coarta libertades, y la represión contra la mujer han sido generales en prácticamente todas las culturas. La sexualidad femenina se ha reducido a la reproduccción y poco más. El deseo, el placer e incluso la razón se han considerado en muchas culturas algo exclusivo de los hombres.

Una exploración ginecológica en el siglo XIX. 
Hasta 1850 la ginecología apenas estaba desarrollada. Se pensaba que la histeria era una enfermedad del útero y los médicos no tenían reparo en recomendar e incluso hacer tactos vaginales terapeúticos para tratar la histeria y otras muchas enfermedades "de la mujer". El pudor, obligaba a guardar secreto sobre muchos temas femeninos y cubría el misterio un telón de ignorancia. 
Ilustración para el libro sobre nuevos métodos de  exploración médic de Jacques-Pierre Maygnier.

Una curiosidad:
Durante la época victoriana del siglo XIX, las mujeres que padecían de problemas uterinos, hormonales o emocionales eran diagnosticadas con una supuesta enfermedad llamada histeria femenina, la cual no tenía remedio y solo podía ser tratada por medio de masajes de clítoris (equivalentes a lo que hoy en día reconocemos como masturbación). Sigue leyendo más abajo  para saber más.
¿Por qué el clítoris no  goza de los mismos honores que el pene?
El clítoris, el himen y toda la sexualidad femenita en general ha sido tema de tabú en numerosas culturas., con algunas excepciones. Mientras, el pene ha tenido siempre mucha consideración e incluso devoción. 


Al pene se le han construído estatuas y templos. En Japón incluso aún hoy, se le saca en procesión el día del Kanamara Matsuri  (Festival del falo de acero, かなまら祭り) que se celebra desde hace poco menos de 500  años. Ese día en los tempolos sintoístas se reza a esculturas de penes gigantes y se celebra el pene erecto en festejos muy curiosos.




La japonesa no es la única cultura donde los símbolos fálicos son venerados  (incluso se construyen estátuas gigantes) mientras que el clítoris, la vagina y toda la sexualidad femenina son tabú. Un ejemplo europeo actual podría ser el Manneken Pis.

Manneken Pis es una escultura que está en la parte de atrás del edificio más emblemático de Bruselas., podemos decir que en el centro de Europa. Se considera una de las principales atraciones turísticas y un símbolo de la libertad y vigor de  su nación.  La  estatua original, de piedra databa de 1388. Aunque fué sustituida por una de bronce en 1619. Esta  fué robada en 1960 y aunque se recuperó el original, que está expuesto en un museo, actualmente se expone una copia. Son 600 años de celebración de la capacidad de mear de pie.

Hasta 1987 no se hizo una réplica: Jeanneke Pis, (niña que orina). Seamos pueriles: los niños tienen pene, y las niñas tienen clítoris y vagina. No hay nada de malo en ello. Nada que ocultar, nada antinatural, ni sucio, ni grosero: es así, es natural. Si hubiese algún Dios sería él el que lo  quiso de esta manera.

Además hay una minoría de personas no encaja en esa descripción tan pueril, no es ningún misterio, y también es obra de la naturaleza.




¿Hay alguna fiesta o monumento que celebre el clítoris?

Cuesta encontrar representaciones artísticas de la vulva, y más aún del propio clítoris. Algunas son tan poco sugerentes como la de abajo de un códice del siglo XII.



En el románico:


 Otras culturas.





En la actualidad:
En este caso se reivindica, de forma festiva, que no sea amputado, empezamos con los derechos: el clítoris tiene derecho a estar en su lugar y a ser conocido y utilizado libremente.
Clitoraid es una organización que lucha con ta la mutilación genital femenina organizando eventos como este con videojuegos.

Y manifestaciones por todo el mundo y en varios idiomas.

Va siendo hora de vencer  el  pudor, contar la verdad y defender la libertad y derechos de todos los seres humanos a la integridad física y a su derecho  a vivir libremente su sexualidad, descubriendola con integridad de sus cuerpos.  ¿Hay algo más natural?


Bienvenidos al misterioso mundo del orgasmo femenino, la masturbación y el clítoris. Lugar de temores , mentiras, ocultismo e ignorancia para todas las culturas patriarcales.

Clitorian es una sociedad que promueve el uso del clítoris.
http://www.clitorian.com/


El clítoris, conóceló, usaló.


Empecemos por lo básico: todos los seres humanos tenemos derecho a que se respete nuestra integridad física. Los seres humanos  no pueden ser discriminados por motivos de sexo. Básico, ¿no?


Asociación de Mujeres Anti-mutilación en España (AMMA)

"Se mutila a las mujeres en nombre de la religión y de la cultura, sin embargo no existe ningún versículo del Corán que explicite la obligación de esta agresión física contra la mujer".


Sin embargo la Mutilación Genital Femenina MGF (FGM: Female Genital Mutilation) se realiza cada año a 2 millones de  niñas y adolescentes de entre 4 y 14 años y no se hace sólo por creencias religiosas, también por motivos económicos. Unicef denuncia que 130 millones de niñas y mujeres han sido mutiladas genitalmente. Las niñas mutiladas padecerán problemas de salud irreversibles toda su vida.


El 60% de las niñas, adolescentes y mujeres que sufren la mutilación genital vive en África subsahariana y el 40%, en Oriente Medio y norte de África. También se han visto casos en todo el mundo en personas que mantienen la práctica pese a  haber emigrado o que simplemente la sufrieron en sus países de origen. Aveces otros familiares distintos de los padres son los que la realizan a las niñas, incluso contra la voluntad de estos Esta práctica provoca la muerte de muchas mujeres, les priva de una vida sexual sin dolor y convierte en un infierno los partos.


Mapa mostrando la densidad de la práctica de la ablación del clítoris en África. La emigración ha producido que también se hayan dado casos en Europa, Canadá y Estados Unidos, no solo de mujeres que han emigrado después de haberla sufrido, sino también en familias que la han realizado a sus hijas en otros países.  


 Diferentes fuentes coinciden al mostrar un mapa de lugares donde se ha detectado esta práctica.
En muchos países como Egipto, Sudan, Yibuti, Somalia, la práctica está prohibida por ley, pero esto no evita que se le haga entre el 90 y el  100% de las mujeres. En otros países ni siquiera hay una legislación al respecto.


 
Además podemos hablar de diferentes tipos de mutilación. Podeís ver esto más detallado aquí.  
1 clitoridectomía. Estirpación del clítoris.
2 Escisión. Además del clítoris se extirpan labios menores.
3 Infibulación (se cose la vagina con alambre o hilo de pescar)
4 Sin clasificación, muy variable.



 
Para quien las cifras no signifiquen mucho es posible que un ejemplo sea más explícito. Ese es el caso de la película "Flor del desierto",  basada en la biografía de la modelo somalí Waris Dirie. Hay una fundación con su nombre, cuyas actividades también puedes seguir en Waris Dirie Facebook.


Por favor, hagan algo:


Aunque el tema se aleje de la rehabilitación quería dedicarle esta entrada al clítoris, para contar mitos sobre la sexualidad femenina, errores de la medicina y de paso comentar sobre la rehabilitación uroginecológica y proctológica o del suelo pelvico: sí, la función sexual también puede ser rehabilitada. 


No es tecnológico, pero espero que en el futuro el clítoris sea tratado y querido como se merece, siempre dentro de los gustos, deseos y libertades.

 

__________________________________________________________



¿Por qué se realiza la mutilacion o ablación genital femenina?

 Hay varias  razones, entre ellas:
Sexuales: a fin de controlar o mitigar la sexualidad femenina. Y es que el deseo, el placer y la libertad de elegir se consideran exclusivas de los hombres. Esto es común a todas las sociedades patriarcales incluyendo el judaísmo, el cristianismo y el islam. (No sé que pasaría si en alguna remota cultura las mujeres mandasen y les cortasen el pene a todos los hombres que no quisieran para reproducirse, probablemente a esas "amazonas" las habrían aniquilado).



Aisha fué  una de las esposas de Mahoma, hija de Abu Bakr (sucesor de Mahoma). Según algunos hadices, Aisha tenía 6 años de edad cuando fue prometida al profeta, que tenía 54, aunque el matrimonio se consumó cuando ella tuvo 9 y el profeta 57. Los estudiosos musulmanes piensan que las edades que dan los textos  son simbólicas y no hay que tomarlas al pie de la letra. Sin embargo en el Corán no dice nada sobre la ablación genital femenina, y en algunos países musulmanes se lo toman en sentido figurado.


La publicidad occidental también nos mostraba un mundo de hombres. 
¿Por qué tememos a Oriente?  ¿Es porque tememos perdernos o acaso encontrarnos?


Sociológicos: se practica, por ejemplo, como rito de iniciación de las niñas a la edad adulta o en aras de la integración social y el mantenimiento de la cohesión social. Así en algunos países de ha sustituído por un corte ritual sin mutilación. Probablemente era algo que ya se hacía antes de la llegada del islam a  África y que se aprobó hasta el punto de exportarlo a otros países.


De higiene y estéticos: porque se cree que los genitales femeninos son sucios y antiestéticos. Básicamente lo son tanto como una orquídea.

De salud: porque se cree (erróneamente) que aumenta la fertilidad y hace el parto más seguro. Sin embargo sucede todo lo contrario, después de esta mutilación muchas mujeres pueden perder su fertilidad.
El cartel dice: no cambies chicas por vacas. Dazles educación.

Económicos: quienes la realizan cobran por este "servicio". Y ya sea personal sin  preparación o médicos (sí también hay médicos en estos países que se dedican a esto, caigan sobre ellos las iras de Higea, Panacea y todos los dioses y diosas). Ese cobro, tanto a los no profesionales como a los que sí lo son  les convierte en personas respetadas y ricas dentro de la comunidad.

Religiosos: debido a la creencia errónea de que la ablación genital femenina es un precepto religioso. Especialmente un precepto religioso del Corán. Aunque no hay ninguna indicación en el Corán de que deba hacerse esta mutilación. Como también ha sucedido con el cristianismo, la  interpretación de los interesados siempre difiere de la de los piadosos.

Hay muchas cosas que el Corán no dice y que muchos interpretan como quieren. 

Hay cosas en las religiones del Libro, (este libro y el otro, la Biblia) que son como para salir corriendo a cambiarlas por otras. Hacer el amor con la persona amada y sentir un orgasmo es una de las mayores epifanías que puede tener la vida.



Pero el debate sobre la ablación femenina no debe ser tomado como una lucha de oriente contra occidente, o algo contra el islam. La mayoría de los países islámicos NO realizan esta práctica, y de hecho no se practica en su centro religioso de la peníncula arábiga (escepto en Yemen). 


Muchos líderes religiosos musulmanes se han manifestado públicamente en contra de la ablación o mutilación genital femenina. (MGF) proclamando una verdad más grande que una mezquita: el Corán no recomienda esta práctica

 
 Hablando con amigos musulmanes africanos (Egipto), me han comentado que la verdadera violencia contra la mujer es la occidental, que reduce a las mujeres a objetos de decoración y placer. 
 (El cartel de la imagen dice: "las mujeres no son para decoración"). 

No puedo negar que exista  presión en occidente,  hacia un determinado comportamiento sexual en laa mujer. También  una tiranía de la perfección en el aspecto externo, que realmente nos oprime a todos, hombres y mujeres, através de la distorsión de la publicidad , los mitos del cine e incluso la imagen de la muñeca Barbie.

Quiero pensar que la mujeres que eligen aumentarse los pechos o dedican mucho tiempo a cuidar su imagen lo hacen de forma voluntaria, pero no puedo negar que en algunos aspectos puede que esta sea también otra forma de terrorismo piscológico contra la mujer. Sin embargo estas acciones son reversibles en la mayoría de los casos y no son impuestas por ninguna costumbre ni ley.


La la represión sexual no es la solución. Y mucho menos una violación tan fragrante de los derechos humanos como es la Mutilación Genital Femenina. 

Y puesto que el debate termina cuando Oriente y África le dicen a Occidente que se meta en sus asuntos, también podríamos decir a Oriente que no imponga sus criterios morales cuando juzga a Occidente.  


Y que las violaciones de los derechos humanos son un delito internacional y por encima de culturas y creencias. 

 F.GM. Eradication.



En ningún texto religioso judío, cristiano o musulman se recomienda la circuncisión femenina, a excepción de un  hadiz antiguo, atribuídos a Mahoma, pero que está fuera del Corán y que ningún erudito musulman  ni autoridad religiosa considera verídico. En ese hadiz Mahoma recomienda a la curandera “cortar sólo un poco”.
Entre los  cristianos coptos (a la izquierda lider religioso copto ortodoxo) también se practica, pese a que las autoridades religiosas coptas no recomiendan ni aprueban esta práctica.  Los cristianos coptos son descencientes de los primeros egipcios que se convirtieron al cristianismo en el siglo I d.C. Es un grupo heterogéneo en el que se pueden distinguir:  la Iglesia Ortodoxa Copta,  la Iglesia Católica Copta y  la Iglesia evangélica copta.

Herodoto, historiador griego, del siglo V, dice que en el siglo V fenicios, hititas, etiopes y egipcios ya realizaban  esta práctica tan antinatural y cruel.

LA CIRCUNCISUÓN MASCULINA:
La circuncisión masculina es milenaria y se recomienda en textos judíos, cristianos y musulmanes. Tiene riesgos también, sin embargo la circuncisión masculina no elimina funciones sexuales ni impide sentir placer.  La recomendación de la circuncisión masculina está muy bien y muy claramente expresada,  ymencionada multiples veces en los textos sagrados, pero de la ablación del clítoris: nada de nada. Personalmente: menos mal que de estas partes del antiguo testamento no se cumple prácticamente nada entre los cristianos actuales.

Dos representaciones de la circuncisión: en el antiguo Egipto y en el Imperio Otomano.

La circuncisión de los niños varones es común a los judíos, los musulmanes y también era prácticada por los primeros cristianos. Esta intervención no elimina la capacidad de sentir placer durante el sexo. Si todo va bien y no hay complicaciones y las consecuencias son excasas. Y a pesar de todo, el hecho de que un hombre mayor se introduzca en la boca el pene de un niño para cortarle el prepucio me parece repulsivo (esa es la forma tradicional de hacerlo de algunos judíos ortodoxos).
____________________________
.


 MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA EN OCCIDENTE: LA HISTERIA Y EL COMPORTAMIENTO "INAPROPIADO" PARA LA MUJER

Durante el siglo XIX la mutilación genital femenina también se realizaba en los Estados Unidos para evitar las "malas conductas", la masturbación y para controlar a muchachas "alocadas".  En este caso el puritanismo que toleraba y animaba esta práctica era cristiano.

Además se hacía como  tratamiento de la histeria y de la epilepsia (de vuelta con la enfermedad de las brujas) y finalmente para prácticamente todo, incluso para tratar a las mujeres que protestaron por ello: también eran consideradas histéricas. Incluso los dolores generalizados tenían este tratamiento en el siglo XIX. u otro aparentemente contradictorio: estimular el clítoris con la mano. La historia de la histeria es realmente apasionante.

Como contaba antes, en el siglo XIX, para tratar la histeria femenina,  los médicos, o las matronas, manipulaban la vulva de la "paciente" hasta que esta alcanzaba el orgasmo, momento en que se aplacaban los síntomas de su mal. Si esto no funcionaba o si la paciente hacía autoestimulaciones de forma compulsiva, podía recomendarse extirpar el clítoris. (!!!!)
La lista de síntomas asociados con este mal era tan larga que llegó un momento en que el número de casos se convirtió en una epidemia; casi cualquier dolencia leve podía servir para diagnosticar histeria.
 Fotografía de una mujer diagnosticada de histeria.

Muchos de esos síntomas -por ejemplo la pesadez abdominal, la "lubricación vaginal excesiva" y la conducta lujuriosa- serían reconocidos hoy en día como indicios de frustración sexual. Eso sí, reducir la frustración de las mujeres al aspecto sexual, en una época en la que se las consideraba infrahumanos es reducir mucho.

Más formalmente, se aconsejaron las relaciones sexuales para eliminar el supuesto semen femenino  retenido, por lo que la maternidad acabaría transformándose finalmente en un principio higiénico, tratamiento salvador de las mujeres histéricas. Toma ya: sirves para parir y criar niños y punto, como es lógico siguieron frustradas.
 
La sexualidad femenina ha estado unida a la maternidad de forma natural, pero ha sido reducida a esta, de manera opresiva, por muchas culturas. 


Salvo que algo muy extraño, antinatural  e indeseable suceda, el sexo y la reproducción de la especie seguirán estando unidos, y necesitando de las mujejres,  pero limitar el sexo a la reproducción es un grave error. Sin vender el sexo como algo obligatorio, evitando publicitarlo como algo a imponer, tener la posibilidad de disfrutarlo con libertad es un derecho. Y en la mujer placer sexual y clítoris van unidos.


¿Cómo pudo suceder que los médicos considerasen una enfermedad mental (histeria) provocada por el clítoris o el útero?


El médico griego Sorano de Efeso (98-138 d.C.) rompió algunos mitos y describió los órganos sexuales femeninos, pero mantuvo  la creencia antigua de que el útero era el responsable de una serie de problemas mentales. Probablemente ya se consideraba así en el antiguo Egipto. Sorano propuso, como tratamiento, “humedecer la vulva  con aceite, y frotarla durante un rato".

 Menudos eran los griegos con estas cosas del sexo.

Las teorías griegas sobre la salud se perdieron tras la caída del imperio romano, pero fueron recuperadas para occidente por las traducciones de libros hechas por los musulmanes en pleno apogeo de su imperio, gracias a que los eruditos de la época huyeron a territorios más seguros en oriente. Parece que la práctica de estimular el clítoris indirecta y burdamente penetrando la vagina con los dedes, aplicado como terapia se recuperó en la Edad Media y continuó hasta el Renacimiento. Los médicos de la época debían ser tan tontos que se pasaron de listos.

 El término clítoris procede del griego antiguo κλειτορίς (kleitorís) La palabra  fué reintroducida en el renacimiento después de siglos de olvido (supongo que tendría algún nombre, y que las mujeres más valientes  y algún hombre, hablarían sobre él, pero no aparece en libros médicos). El primer médico antiguo en haberlo nombrado fue Rufo de Éfeso (siglos I-II d. C.). Además, se sabe que en griego existía un verbo derivado: κλειτοριάζω (kleitoriázō), que significaba "acariciar(se) el clítoris para producir placer".

 En los frescos de la ciudad romana destruida de Pompeya hay algunos detalles más explícitos que la aburrida literatura médica.
Seguro que mujeres de todas las épocas lo han conocido y utilizado. Las más valientes hablarían sobre ello y los hombres más afortunados conocerían ese secreto. Sin embarbo la literatura médica moderna menciona por primera vez la existencia del clítoris hacia el siglo XVI, aunque hay disputas sobre el momento exacto y tres personas en discusión. 

  1. Renaldo Columbus (también conocido como Mateo Realdo Colombo) fue un profesor de cirugía en la Universidad de Padua, en Italia, y publicó en 1559 un libro, llamado De re anatomica, en el que describió "la sede del placer femenino". No dijo: "no es la vagina, es el clítoris": toma ya, siglos de medicina para llegar a esto. Columbus concluyó que "como nadie ha descubierto estos detalles y su propósito, si se permite que le dé nombres a cosas que descubro, debería ser llamado 'el amor o dulzura de Venus'.El nombre es muy bonito y de la época.
  2. La aseveración de Columbus fue rechazada por su sucesor en la universidad, Gabriele Falloppio (descubridor de las trompas de Falopio), que se adjudicó el ser el primero en descubrir el clítoris.
  3. En el siglo XVII, el anatomista holandés Caspar Bartholin, que describió las  glándulas de Bartolino (también anatomía genital femenina) rechazó ambas pretensiones, diciendo que el clítoris ya era ampliamente conocido por la ciencia médica desde el siglo II. Aunque probablemente había sido olvidado, y  así Colombo había redescubierto algo, que previamente ya había sido descrito primero por los griegos. 


    En otras culturas, como la china,India, o las de américa precolombina sí ha habido mejor trato para el clítoris.
    Hay un mito chino sobre una especie de secta taoísta femenina del siglo V a.c llamada "Tigresas Blancas" que se entrenaban durante 3 años, o 3 ciclos de 3 años para después adoctrinar a hombres en el sexo, y prolongar su juventud, incluyendo el cunnilingus. No sé si es auténtica o no.



    También se menciona el clítoris en textos explicitamente sexuales de la India.  El Kamasutra (काम-सूत्र o kāma-sūtra), por ejemlo se escribió entre los años 240 y 550 d.C.


    ______________________________ 
    Durante la Edad Media, en Europa, se denominó a la histeria como “sofocación de la matriz” (matriz significa útero) se pensaba que no practicar sexo  provocaría la retención del teórico y falso esperma femenino, y que sería esa retención la causa de la histeria. Supuestamente este semen femenino se volvería ponzonoso veneno al no eliminarse.

    Más sobre sexo en la edad media en Historis de nuestra historia.
     
    Asombrosamente la histeria siguió considerándose durante muchos años como una enfermedad del útero, hasta que el anatomista inglés Thomas Willis (1622-1675) la explicó en el año 1671 como una enfermedad cerebral. (también describió el polígono de Willis de la vascularización cerebral, redescubrió la diabetes mellitus y describió los pares craneales).

    Jean Martin Charcot (1825-1893) profundizó en su estudio, organizando auténticos espectáculos de mujeres sugestionadas e hipnosis. (Era la época del Mesmerismo y algunas ideas pseudocientíficas estaban aún mezcladas con ciencia).


    En este cuadro (Une leçon clinique à la Salpêtrière - André Brouillet - 1887) Charcot describe un cuadro de histeria. La mujer está siendo sostenida por Babinsky (famoso por el reflejo que lleva su nombre. Otros asistentes y alumnos son Georges Gilles de la Tourette. Charcot también fué el primero en estudiar la esclerosis múltiple, profundizar en el estudio del Parkinson (aunque el lo llamó paralysis agitans) , además de otra gran variedad de síndromes y signos que llevan su nombre.

    Sigmund Freud (1856-1939)  amplió los conocimientos sobre este tema, aunque de forma pseudocientífica. (Pese al respeto que se le tiene como pensador y reconocimiento a nivel popular, las teorías del psicoanálisis y los métodos de Freud no son considerados científicos).  Freud consideraba que había un orgasmo vaginal de la mujer madura, y ortro clitoidiano que era infantil y para erradicar. Y además, ¿qué es eso de envidia del pene?. En fín, es sabido que se hizo cocainómano para curarse de su adicción a la morfina...


    LA MASTURBACIÓN.

    Desde épocas Victorianas, siglo XIX e inicios del siglo XX, la masturbación ha sido vista como algo perverso, inmoral, sucio y dañino para la salud. Incluso, se relacionó este acto con enfermedades como la tuberculosis, la locura, la parálisis, la perdida del cabello y la ceguera. Debido a estas creencias, , se condenaba todo acto relacionado con la masturbación e incluso se idearon aparatos y métodos que evitaban que los jóvenes, hombres y mujeres practicaran la masturbación. Por ejemplo, las mujeres eran obligadas a utilizar guantes hechos de un material sumamente áspero y los hombres, correas de castidad que impedían la erección del pene. En esos tiempos, una persona que era sorprendida masturbándose recibía castigos físicos para persuadirla de no practicar la masturbación. En casos extremos se recurría a la cirugía genital.

    Siempre hubo voces que afirmaron que la masturbación era un acto inmoral. La base de tal criterio residiría según esas voces en que la masturbación impediría que la especie humana se mantuviera viva sobre el planeta por la emisión improductiva de semen en el caso de la masculina. Y en el caso de la masturbación femenina se afirmaba que si las mujeres se masturbaban podrían alejarse de los hombres por preferir autocomplacerse.

    .

     El libro: "El onanismo, disertación sobre las enfermedades producidas por la masturbación" es una creacción delirante y culpabilizadora de M. Tissot.
    En el siglo XVIII al supuesto “daño moral” que ocasionaría la masturbación se añadió el “daño físico”: comenzó a decirse que la masturbación, además de condenar las almas, ocasionaba un sinnúmero de enfermedades. Se idearon muchos métodos para descubrir a los niños y niñas masturbadores, y se crearon numerosos remedios contra la masturbación. Algunos de ellos incluían: circuncisión sin anestesia, guantes ásperos, aparatos especiales que impedían acceder a los genitales, descargas eléctricas, tratar los genitales con ortigas, o extirparlos quirúrgicamente.

     Un artilugio antimasturbación masculina. Otro famoso es el  "timbre durmiente", patentado en 1856 en Massachussets por L.B.Sidley, un curioso artefacto que consistía en unas placas de metal que se colocaban alrededor del pene y que estaban conectadas a una campanilla. Cuando el sujeto experimentaba una erección durante el sueño, la alarma se disparaba, despertándole y evitando todo tipo de emisiones seminales más o menos involuntarias.

    En décadas posteriores, el terrorismo psicológico reemplazó a las otras medidas. Por ejemplo, se decía a los niños que si se masturbaban les crecerían pelos en las manos, la cara se le volvería verde, se les secaría el pene o el clítoris, se volverían locos, les saldrían granos en la cara…


     Un anuncio de videojuegos SEGA decía así: "Algo que haces con tus manos y que no te hará volverte ciego". Y continuaba: cuanto más jueges más difícil será, (o más duro será), con un juego de palabras en inglés que el dibujo deja muy claro (aunque lo que aparece sea el Joystick de la consola).


    Estas ideas aún perduran, y están muy vinculadas a grupos religiosos. Les recuerdo que  según sus propias normas es pecado mentir, y no solo cometer actos impuros. 


    En los EE. UU. y otros países angloparlantes,  se hacía de forma rutinaria la circuncisión neonatal debido a un supuesto efecto preventivo contra la masturbación y la clitoridectomía a las chicas que eran descubiertas haciéndolo. Esta última se abandonó bien entrados los años treinta, pero la circuncisión neonatal de los varones se sigue practicando.



    No fue hasta 1952 cuando la Asociación Americana de Psiquiatría retiró del canon de enfermedades la histeria ( supuesta afección del útero), lo que indirectamente provocó que, por primera vez, el orgasmo femenino se reconociese como tal. Hasta entonces, se entendía como la crisis de una enfermedad: el paroxismo histérico.

    LOS CONSOLADORES Y VIBRADORES.

    Las mujeres no necesitan un objeto fálico para masturbarse, pero muchas veces se ha utilizado. Tampoco hace falta una vibración, los movimientos de los dedos o frotarse con la ropa puede ser suficiente. Incluso cuando usan consoladores y vibradores muchas mujeres no buscan la penetración sino tan solo estimular el clítoris con ellos. Sin embargo estos objetos están unidos a la masturbación femenina.

    Hacia el año 1880, cansado de masturbar manualmente a sus pacientes, el doctor Joseph Mortimer Granville patenta el primer vibrador electromecánico con forma fálica.
    Desde luego que hay instrumentos con forma fálica  que vienen incluso de la prehistoria, pero no podemos asegurar que se utilizaran como  consoladores, no voy a llevar la contraria a los historiadores, lo de abajo es un bastón de mando).
    Recientemente en Atapuerca ha habido una exhibición sobre sexo en el paleolítico que podría romper algunos mitos, se llamó SEXO EN PIEDRA.

    En la Exposición Universal de París de 1900 ya existían más de media docena de vibradores médicos, camuflados de otra cosa. (Lo que no nos debe  llevar al error, tan propagado por la pornografía de que es necesario un vibrador y la penetración de un objeto para que una mujer se masturbe o sienta placer, pero que da a entender, que pese a la censura, había un mercado para ellos)
    ..
     Anuncio de un vibrador con "fines médicos".
     
    “El vibrador apareció como instrumento médico a finales del siglo XIX”. Los motivos de su origen, para la historiadora Rachel P. Mainnes, son dos: “La prohibición de la masturbación femenina por no ser casta y el fracaso de la sexualidad androcentrista para producir regularmente orgasmos”.


    Todas estas ideas las cuenta Rachel P. Maine en su libro "La tecnología del orgasmo", La histeria, los vibradores y la satisfacción sexual de las mujeres.

    Muchas mujeres no tienen ningún interés en utilizar vibradores, algunas incluso habiendolos probado prefieren no utilizarlos ya que difrutan más de otras maneras.

    El mayor beneficio que causó la invención fue que, como los aparatos mecánicos y electromecánicos podían producir varios orgasmos en periodos muy cortos, “cansaba menos y requería menos habilidad que el masaje manual, era más económico, más fiable y portátil que cualquier otro artilugio, como los chorros de agua o de vapor”.




     Una ducha para masajear aparato genital era un tratamiento aceptado para la histeria femenina y toda una larga lista de problemas de salud y psicológicos de la mujer.

    Durante el siglo XIX, el masaje de clítoris es considerado el único tratamiento adecuado contra la histeria, de manera que cientos de mujeres acudían cada día a su médico para que les masajee la zona y les induzca a un “paroxismo histérico”, hoy conocido como orgasmo. El tratamiento con vibradores también se ofrecía en los balnearios. Esto hay que entenderlo dentro de la ingenuidad de los hombres y el secretismo de las mujeres que acompañaba a la sexualidad en esa época.




    La histeria, supuesta enfermedad que los griegos habían descrito el “útero ardiente”, se convierte en una especie de plaga entre las mujeres. Pero no penseís mal: en parte era porque el comportamiento histérico estaba bien considerado y valorado como parte del atractivo de una joven en busca de marido. La mujer tenía que ser infantil, gritar, desmayarse y tener ataques de ansiedad que se calmaran con la intervención de un hombre viril.

    Cualquier comportamiento extraño (ansiedad, irritabilidad, fantasías sexuales) era considerado como un claro síntoma y la paciente es enviada inmediatamente a recibir un masaje relajante.



    Para 1917, en los hogares norteamericanos había más vibradores que tostadoras; aunque desaparecieron de los consultorios médicos, seguían considerándose aparatos clínicos para proporcionar relax a las mujeres más inquietas. (Y no dudo de que para algunos hombres también). 



    La aparición de la pornografía rompió con la ingenuidad y terminó por considerarse a esta práctica como masturbación y vicio, y no como una terapia saludable.  Los hombres terminaron dándose cuenta de que les habían ocultado un secreto a voces y durante unas décadas se volvió a secreto y se comenzaron a vender los consoladores como lo que son, pero de forma más solapada. 




    A nivel científico el famoso ginecólogo William Masters y la trabajadora social Virginia Johnson (conocidos popularmente por sus dos apellidos juntos: Masters y Johnson) son considerados pioneros del estudio de la respuesta sexual humana; ambos efectuaron extensos estudios sobre el clítoris.Su libro, pionero en este tema se tituló: Human Sexual Response de 1966.

    En los años 1970 la palabra clítoris era considerada ofensiva en los medios de comunicación estadounidenses, pero en los últimos años ha desaparecido de la lista de palabras tabú.


    En 1973 el feminismo tomó auge y la sexóloga Betty Dodson comenzó a brindar terapias de masturbación grupales utilizando un Hitachi Magic Wand, un masajeador corporal con forma de gran micrófono que, según ella, era capaz de espabilar hasta el clítoris más atrofiado. Ese mismo año, Eve´s Garden, el primer sex shop sólo para mujeres, se inauguró en Nueva York. Cinco años después, Good Vibrations de San Francisco fue la segunda tienda erótica femenina del mundo. 


    En el año 2002 el canal Odisea le dedicó al Clítoris un documental de una hora de duración, (gracias Youtube).





    Hoy día en muchos países se pueden conseguir todo tipo de juguetes sexuales en ortopedias,  farmacias, tiendas de lencería y sobre todo en sexshops especializados. La vibración también se ha incluído entre los juegos de pareja, aunque no sea imprescindible, ni mucho menos, para estimular el clítoris. 



    Todo esto no ha provocado el fin del mundo, ni el fin de la especie, ni la caída de la natalidad. Los hombres no somos más esclavos de las mujeres y el apocalipsis no parece estar llegando.


    Y a pesar de todo se mantiene la ignorancia...

    Pese a los avances en el conocimiento y divulgación, la prensa, incluso las revistas para adolescentes están llenas de mitos sobre el punto G y otras cuestiones que cubren de nuevo la sexualidad de mitos, misterios, y consejos sin base alguna.



    LIBROS DE REHABILITACIÓN MEDICA Y DE FISIOTERAPIA EN LA MUJER GINECOLÓGICA, OBSTÉTRICA,  UROLÓGICA O DEL SUELO PÉLVICO







    __________________________________________




    Por último comentar que la salud sexual femenina también es muy positiva para los hombres. Los ejercicios de Kegel, que se utilizan en rehabilitación del suelo pelvico para la incontinencia urinaria también mejoran las relaciones sexuales.
    Una campaña contra la ablación femenina vendía esta prenda de vestir. Solo pensarlo da cosa, ¿no?


    En fín, como protesta en este día una sugerencia de rebeldía femenina:

    Y para los hombres no estaría de más tomar nota de algunas cosas como esta.




    Autor: Samuel Franco Domínguez