Últimas entradas

Buscar en este blog. Search in this blog

domingo, 23 de enero de 2011

La magnetoterapia para todo: vaya timos parAnormales. (Incluída Vitaljoya)


Os recomiendo leer esta entrada del blog Ciencia Kanija sobre la Magnetoterapia: un despilfarro de mil millones de dólares.

 

O en inglés este articulito del Britihs Medical Journal:

Magnet therapy: Extraordinary claims, but no proved benefits.


Si entran en la web www.terapiamagnetica.com 
encontrarán un lugar donde poner una patología, por ejemplo yo elegí "cancer" y les comentarán cómo tratarla. Sorprendido me enteré de que "EL CANCER ES UNA EMFERMEDAD CURABLE GRACIAS A LA TERAPIA MAGNETICA". Supongo que si no te curan te devuelven el dinero.



 " También busqué "Epilepsia" y lo mismo: "CABE MENCIONAR QUE EN ESTA ENFERMEDAD NUESTRA TERAPIA BIO-MAGNETICA DIP HA DEMOSTRADO ELIMINARLA DESDE SU RAIZ DADO QUE EN EL 95% DE LOS CASOS TRATADOS LOS PACIENTES NO HAN SUFRIDO DE ATAQUE ALGUNO POSTERIOR."



Mi detector de timos explotó literalmente. ¿Cómo puede ser que sigan timando a las personas con falsas promesas de curación tan tontas?.

Y sin embargo parece que hace falta dar una explicación:


Vender remedios fabulosos y esperanza es un gran negocio. La magnetoterapia vendida como remedio para todo es uno de los timos más antiguos. 

David Daniel Palmer, el creador de la quiropráctica pasó parte de su vida como terapeuta magnético allá por 1880, lo que no deja en muy buen lugar a Palmer ni a al quiropráctica. Que sirva como ejemplo de la antigüedad de los timos con magnetoterapia.
Contemporáneo de Búfalo Bill y habitante de  un estado recién adquirido a los indios mediante el típico timo del hombre blanco, Palmer conocío de sobra y fué uno de los típicos vendedores de remedios milagrosos que han existido en todas las  épocas. 


La  teletienda sigue llena de anuncios de diferentes terapias magnéticas, que si almohadas, camas, mantas, pulseras, collares, cinturones, tiritas (curitas), jarras que  "imantan el agua", a todo lo que se le pone un imán se convierte en una mágica fuente de salud y ahorro.  También venden aparatos de apariencia seria. TODOS ELLOS SON UN GRAN TIMO. No hay estudios científicos que avalen que la magnetoterapia pueda curar el cancer, la epilepsia o simplemente aliviar el dolor. Los usos médicos son más bien pocos y LOS APLICAMOS PROFESIONALES SANITARIOS.


Uno de los más recientes en aparecer es el de VITALJOYA:

En la  teletienda afirman que está hecha de  titanio bañado en oro. En su web oficial dicen que está hecha de  neodimio, boro, ferrita y germanio. Pero también añaden esta foto que es para, al menos, sospechar, que está hecha de acero inoxidable (Stainless Steel).


No acabábamos de salir del timo de otra pulsera milagro y ya apareció el siguiente.
(La Power Balance no era mágnética, pero finalmente sus propios creadores tuvieron que reconocer que no funcionaba tras  una condena). 


 Eso sí, la actual Ministra de Sanidad española, Leire Pajín, no dudó en llevar puesta no una, sino dos (tuvo otra de color  rojo).
 La cosa está clara: los problemas de la Sanidad Española se arreglarían sí un holograma en un trozo de goma por 30 euros pudiera devolvernos la salud. Lástima que la ciencia sea tan reacia a aceptar la magia o a hacer que funcione algo que todos desearíamos: salud para todos por 30 euros y de forma pasiva.

____________________________
De forma jocosa en EL MUNDO TODAY comentaban cómo las promesas de una pulsera magnética mágica de 1989 habían creado una generación de ancianos invencibles.
elmundotoday.com 
Copio un fragmento:
“Mi abuela se cayó por las escaleras hace unas semanas. Se golpeó la cabeza contra el suelo y hasta lo agrietó. Pensaba que la habíamos perdido pero se levantó al instante y se limitó a decir: ‘Si has fregado avisa, Fermín, que me escoño’”, declara un testimonio. La anciana en cuestión, Antonia Fargo, no entiende tanto revuelo: “Todo lo que hace la pulsera venía explicado en el cartón. Por eso la compré. Ahora la gente se rasga las vestiduras porque ya no la venden. Y mira que cada día salía el anuncio en la tele insistiendo, repitiendo aquello de ‘Eficacia probada, se sorprenderá’”.

En rehabilitación y fisioterapia se utiliza la magnetoterapia para ALGUNAS PATOLOGÍAS como fracturas de difícil consolidación o algunos tipos de heridas, aveces también en lesiones neurológicas. No es un remedio mágico y solo funciona (y poco) en algunas patologías muy concretas, lo explican muy bien en el blog  Fisioterapia en Atención Primaria.


También es cierto que aveces se pone magnetoterapia en rehabilitación más bien como placebo que por sus efectos probados. Algunos compañeros me lo han comentado, lo ponen para dolores generalizados donde ya no se sabe qué hacer. Con la máquina apagada resulta igualmente efectivo que sin ella: es un placebo. El tratamiento real consiste en desplazarse hasta rehabilitación para tumbarse sobre una camilla inmovil mientras nos envuelve un pequeño tubo. 





Es difícil de creer que utilizando imanes se pueda ahorrar gasolina, ¿verdad?. Nadie se lo creería, (¿O sí?) ¿No se tratará de otro timo? (¿ALguien lo duda?).



 ¿Por qué entonces podemos creer que hay una terapia manual magnética que sigue las líneas o meridianos magnéticos del cuerpo?

Otras fuentes de información.
Os recomiendo también la entrada del blog de Fisioterapia en Atención Primaria sobre magnetoterapia a domicilio. O esta otra del blog Existen los Fantasmas sobre los atractivos de la falsa magnetoterapia.
 Ciencia Kanija: la Magnetoterapia: un despilfarro de mil millones de dólares.




Bibliografía:
Finegold, L., and B.L. Flamm. 2006. Magnet therapy: Extraordinary claims, but no proved benefits. British Medical Journal 332: 4.

Autor: Samuel Franco Domínguez