Últimas entradas

Buscar en este blog. Search in this blog

martes, 15 de noviembre de 2011

VOELIO: un padre construye un andador mecánico para su hijo en el garaje.

http://rehabilitacionblog.com



Si fuera un cuento diríamos que el amor de un padre todo lo puede, y que tras construír la máquina su hijo volvió a caminar frente a todo pronóstico.
En realidad se trata de algo más complicado. Aunque así lo han vendido en los medios de prensa y televisión. Ivo ha mejorado, ha crecido, y es difícil saber qué parte de todo esto tiene la máquina que construyó su padre y qué se corresponde con su evolucción y los otros tratamientos recibidos. Aún así es un ejemplo entrañable de dedicación de un padre por su hijo con discapacidad y ya solo por eso merece ser contado.



Jorge Cardile, el padre de Ivo, un niño diagnosticado de cuadriparesia, tiene un taller de coches en Argentina  y mucho coraje. Decidió contruír una máquina de rehabilitacíon para su hijo en el taller y ahora la ha puesto a disposición de otros niños, e  incluso ha construído una versión para adultos.

La máquina es más sencilla que otras, y se basa en una  de las que se utilizan en los gimnasios para entrenamiento cardiovascular simulando esquí de travesía, añadiédole un arnés y unas superficies deslizantes.

No es un robot ya que no tiene sensores ni inteligencia artificial o una programación para poder responder a los cambios según lo que haga el paciente, solo es una máquina mecánica que mueve ritmicamente las piernas. Y aún así por su sencillez simplemente: es asombroso que a nadie se le haya ocurrido antes.




Su padre ha creado una web donde explica paso a paso la historia y la construcción de esta máquina.

También la pone a la venta. Me informa de que no está a la venta.  Aquí hay otra web creada para eso con el nombre de Voelio: 


Pero cuidado. No es un milagro, no hay estudios científicos sobre ella, es solo un ejemplo de cómo los padres buscan más terapias para sus hijos de las que podemos ofrecerles.  Probablemente movidos por la desesperación de saber que hay terapias que son demasiado caras o que no funcionan. 

De hecho el eslogan que han elegido es una declaración de principios:

Voelio, el caminador que no discrimina.  

De repente este padre aparece catapultado a los medios de prensa en Argentina, todos quieren creer el cuento del milagro de Ivo porque es hermoso: 
"LOS MÉDICOS DIJERON QUE NO CAMINARÍA PERO EL CORAJE Y LA MÁQUINA CONSTRUIDA POR SU PADRE MOSTRARON QUE SE EQUIVOCAVAN". 

Todo esto entrecomillado porque es la fábula y la noticia que vende, aunque la realidad es mucho más compleja: ni los médicos se equivocaron, ni la evolución del niño es tan distinta de las de otros niños con cuadriparesia que hacen otras terapias.

Hacen falta pruebas de ese milagro para creer, pruebas que solo darían ensayos clínicos de calidad : básicamente lo que le pedimos a cualqueir terapia.






Montar un negocio de ingeniería de la rehabilitación es totalmente legal para cualquiera, solo hay que tener la idea y seguir los pasos legales de cualquier otro negocio más los que se exigen para los productos sanitarios. Lo que complica las cosas son las fábulas de los medios de comunicación: como todas las cosas: ni es tan milagroso, ni las buenas intenciones son suficientes para que algo funcione: hay que ponerlo a prueba, hay  que demostrarlo con las normas de la ciencia.

 Desde luego tiene sus problemas, han ajustado el ciclo de la marcha a ojo parece, no les apoyan complejos estudios de biomecáncia, pero...

Ganarse la vida vendiendo algo para la salud de los demás no es ningún delito, por mucho que a tantas personas les sorprenda que los productos para la salud no son gratuítos, ni los pagan los gobiernos solo porque existan. Lo único que hace falta aqui son ingenieros que mejoren la máquina para que pueda pasar los test de seguridad que le permitirían empezar a probarla y comercializarla con todas las de la ley y sobre todo pruebas científica, un tamaño de pacientes bastante grande como para sacar conclusiones, y un estudio bien llevado, y no solo testimonios y vídeos en internet que puedan crear falsas espectativas.

Muchos negocios empezaron en un garaje, no hay nada de malo en ello. ¿Encarecerá todo esto el producto final? ¿Seguirá siendo un caminador que no discrimina? o por el contrario ¿mejorará hasta llegar a ser una marca argentina de ingeniería de la rehabilitación? Esto haría que tuviera las mismas necesidades que cualquier empresa: hay que pagar a los trabajadores hay que pagar el material, hay que pagar las reparaciones durante el tiempo que dura la garantía...

ANTE TODO CALMA, y paso a paso, habrá que esperar si esto progresa y FINALMENTE TENEMOS PRUEBAS ClÍNICAS DE QUE FUNCINA y no solo testimonios de algunos pacientes y apariciones en la prensa. 

Me alegraría ver una empresa de ingeniería de la rehabilitación nacida en Argentina, en un garaje, y creada por el padre de un niño con discapacidad. Esa sí sería una fábula emocionante. 





Hay muchos más vídeos disponibles en youtube desde la web de este padre con coraje: estimuladordemarcha.com.ar/Videos


Jorge Cardile escribió estos comentarios en su web al leer la entrada:
http://www.voelio.com.ar/resp.php

Más información:
lavanguardia.com
alt1040.com



Autor: Samuel Franco Domínguez
http://rehabilitacionblog.com